¿Existe una escritura femenina y una masculina? ¿Persisten en América Latina los prejuicios hacia la literatura escrita por mujeres? ¿Se tiene consciencia de ser mujer cuando se escribe? A estas y a otras preguntas han respondido las escritoras Alejandra Costamagna, Mariana Enríquez, Claudia Hernández y Brenda Lozano. Procedentes de distintas regiones del continente, sus respuestas contribuyen a enriquecer un debate que continúa abierto.