Lo raro es que uno ya conoce la historia. La gente cada vez cuenta menos, eso es cierto, pero el bisbiseo que circula por ahí da para saber que a muchos otros ya les ha ocurrido lo mismo, dice ella dejando escapar el humo por la nariz. Fuma compulsivamente. Machuca la colilla contra el fondo...